Biografía de Jorge Cafrune

Jorge Cafrune

Su nombre completo era Jorge Antonio Cafrune, hijo de José Jorge Cafrune y Matilde Argentina Herrera nació el 8 de agosto de 1937 en "La Matilde", la finca de sus padres situada en El Sunchal (Perico del Carmen), provincia de Jujuy; sus padres descendían de sirio libaneses, pero eran nacidos en Jujuy. Jorge Cafrune pasó casi toda su infancia en la finca, donde aprendió las tareas rurales y a andar a caballo, pero realizó sus estudios secundarios en el Colegio del Salvador, para lo cual se trasladó a San Salvador de Jujuy. Finalizados los estudios secundarios él y su familia se instalaron en la ciudad de Salta, donde trabajó en el bar Madrid de su tío Ramsy Cafrune, tras del mostrador y como mozo.

La carrera de Jorge Cafrune como folclorista comenzó en ese bar, en la fiesta de cumpleaños de un amigo, donde tras la guitarreada decidió formar un conjunto con otros muchachos que habían cantado allí. Fue así como en 1957 surgió el legendario conjunto "Las Voces del Huayra" (nombre sugerido por su tía Amelia Murillo, esposa de Ramsy), que estaba integrado por Luis Alberto Valdéz, Tomás Alberto Campos, Gilberto Vaca y Jorge Cafrune ("huayra" significa "viento de la quebrada", en quechua). Grabaron un acetato en la discográfica de Salta: "H. y R.", donde los escuchó Ariel Ramírez, quien los contrató para actuar en el Salón Dorado de Mar del Plata, donde el conjunto hizo su debut profesional. Jorge Cafrune tuvo que volver a Salta, pues debía cumplir el servicio militar, que hizo en Jujuy pues pidió que lo trasladaran a esa ciudad. Mientras tanto "Las Voces del Huayra" debían grabar un disco para el sello Columbia, y por tal motivo Jorge Cafrune debía viajar a la Capital Federal para sumarse al conjunto.

Más tarde Jorge Cafrune fue nuevamente convocado por Ariel Ramírez, pero como "Las Voces del Huayra" se habían disuelto se formó otro conjunto, "Los Cantores del Alba", integrado por Tomás Campos, Gilberto Vaca, Javier Pantaleón y Jorge Cafrune. Sin embargo la personalidad de Jorge Cafrune haría que no se adaptara a formar parte de un conjunto, y aunque mantuvo su amistad con sus compañeros decidió hacerse solista.

El debut de Jorge Cafrune como solista se produjo en el "Centro Argentino" de la ciudad de Salta. Luego inició una gira por las provincias del Chaco, Corrientes y Entre Ríos, e intentó probar suerte en Buenos Aires, pero no logró despertar interés ni en radio ni en televisión. Entonces Jorge Cafrune se dirigió al Uruguay, donde realizó su primera actuación televisiva en el Canal 4 de ese país. El éxito obtenido alentó a Jorge Cafrune a realizar una gira por Uruguay y Brasil, aunque debido a su barba (que lucía desde que había terminado el servicio militar) tuvo dificultades en la frontera, por lo cual se desplazó en la línea fronteriza entre ambos países, actuando luego en Río Grande do Soul, Pelotas, Santa Catalina, Brasilia, entre otras ciudades.

Después de pasar un año fuera del país Jorge Cafrune retornó a Salta para pasar la Navidad y el Año nuevo con sus familiares, y de allí fue a Buenos Aires, donde actuó en el programa de televisión "La Pulpería de Mandinga", que conducía Jaime Dávalos, quien lo invitó para ir al Segundo Festival de Cosquín de 1962, donde lo presentaría a la gente de la Comisión Organizadora del Festival. Ya en esa ciudad el presidente de la Comisión, Dr. Wisner, lo escuchó mientras actuaba en la confitería "Europea", y decidió que participara en el festival, aunque fuera de cartel. Allí se presentó con "Zamba de mi esperanza" y "Orejano", y fue consagrado como primera Revelación de Cosquín, en base al aplauso del público.

En diciembre 1964 Jorge Cafrune solamente acompañado con su guitarra presentó la zamba "Que seas vos" de Marta Mendicute en el II Festival Odol de la Canción para canciones inéditas, y que resultó ser la ganadora. Este Concurso era organizado por Radio Mitre, que lo difundía en dúplex con Canal 13 de Buenos Aires. Lo auspiciaba la firma Odol y era producido por Blackie.

Jorge Cafrune volvió a participar varias veces en los festivales de Cosquín, pero el de 1965 es muy recordado porque contrariando a las autoridades del festival le cedió el escenario a una entonces desconocida Mercedes Sosa, que interpretó "Canción del derrumbe indio", de Fernando Figueredo Iramain, acompañándose solamente con su caja. Al presentarla Cafrune dijo que "seguramente tendré problemas con la comisión organizadora del festival", que se habría opuesto por la filiación comunista de la cantante. Ese mismo año Jorge Cafrune participó en la película "Cosquín, amor y folklore", y en 1966 en "Ya tiene comisario el pueblo", donde interpretando el personaje "El Negro" canta el vals "Orejano". Jorge Cafrune volvió a participar en las películas "El cantor enamorado" (1969), "Argentinísima" (1972) y "El canto cuenta su historia" (1976). En su actuación en el Festival de Cosquín de 1967 CBS le hizo entrega a Jorge Cafrune de su primer disco de oro por haber vendido un millón de discos.

Cosquín fue el espaldarazo que proyectó a la fama a Jorge Cafrune, que se escuchaba en todas las radios del país con su versión de la zamba "De mi esperanza", popularizaca por él. Hizo giras por todo el país, y entre ellas participó nuevamente con el elenco de Ariel Ramírez. Pero la más importante fue la llamada "De a caballo por mi Patria" en Homenaje a D. Angel Vicente Peñaloza (El Chacho), comenzada a mediados de 1967 y finalizada a fines de 1969. Aunque las autoridades habían prometido subvencionar los gastos, finalmente no cumplieron y Jorge Cafrune debió costearla de su propio bolsillo. Llevaban casas rodantes, un tanque de agua para los caballos y hasta una vaca lechera, con cuya leche la esposa de Jorge Cafrune preparaba yogur para cuando faltaban víveres. Lo acompañaban artistas poco conocidos a los cuales presentaba en el escenario, y algunos que hacían de representantes vendían el espectáculo en las localidades a las cuales luego llegarían. Como no siempre esos lugares estaban en condiciones de pagar lo suficiente como para cubrir los gastos, a veces debían salir a cazar para poder comer. Durante la semana Jorge Cafrune viajaba a Buenos Aires para cumplir sus compromisos radiales y televisivos.

Con esa gira Jorge Cafrune recorrió casi todo el país, y ya de regreso en Los Cardales, provincia de Buenos Aires (donde había fijado su residencia en diciembre de 1965), a fines de 1970 lo llamaron para ir a los Estados Unidos, formando parte de una comitiva Argentina. Allí Jorge Cafrune y Hugo del Carril fueron los más aplaudidos, un éxito inesperado hasta para la propia comitiva.

Luego integró otra comitiva, con cantores y bailarines, que se dirigió a España. Debido al éxito que obtuvo en ese país Jorge Cafrune fue contratado nuevamente, y fijó su residencia en Madrid, desde donde fue llegando a toda Europa. Lo que impactaba a ese público era la fuerza de sus interpretaciones y las ideas que encerraban las letras de sus canciones, con las que se sentía identificada la gente que sentía los rigores de la economía y la sociedad de consumo. Esto también molestaba a los que no compartían esas ideas.

En pleno éxodo de artistas que habían abandonado el país, Jorge Cafrune decidió volver a la Argentina durante la presidencia del Gral. Jorge Rafael Videla, para rendirle un homenaje al Libertador, Gral. San Martín. Para llevarlo a cabo Jorge Cafrune iba a ir desde la Capital Federal hasta Yapeyú, provincia de Corrientes, lugar de nacimiento de San Martín; allí depositaría tierra que había traído de Boulogne-sur-Mer, lugar donde falleció.

El recorrido lo realizó montando su caballo y acompañado por otro jinete, su amigo Fermín José Gutiérrez. Cuando todavía no había salido de la provincia de Buenos Aires, en la ruta lindante con la ciudad de Benavídez, fue atropellado por una camioneta sin luces conducida por un menor en estado de ebriedad en el anochecer del 31 de enero de 1978. Debido a que en el lugar no contaban con los medios idóneos, solamente recibió los primeros auxilios y falleció durante la primera hora del 1ro. de febrero. Tenía 40 años.